Samuel García denuncia red de crimen y lavado desde el gobierno de Nuevo León

El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, denunció una red de crimen organizado vinculada al gobierno de Jaime Rodríguez Calderón.

Este grupo delictivo estaría realizando sobornos millonarios a casinos, restaurantes, bares y fondas. Durante una rueda de prensa en Palacio de Gobierno, el mandatario estatal informó a pregunta expresa y sin decir su nombre, que hay otra persona que sería medio hermano de Ramón Ernesto Rodríguez, familiar de “El Bronco”, identificado como Hernán, involucrado en los sobornos, que también pedía “moches” de 2 millones de pesos mensuales a los casinos de Nuevo León.

También, dio a conocer que desde la Oficina de Regulación Sanitaria de la Secretaría de Salud se pedían “moches” a comercios hasta por 300 mil pesos. “En cuanto a casinos no es un cuate, es todo un grupito muy bien organizado, entiendo que son dos hermanos o medios hermanos que eran los que pedían los moches y todo ese efectivo lo lavaban vía empresas de lotes de venta de autos usados que son un foco rojo de alarma en la delincuencia organizada o el ‘caparazón’ que usan para lavar el dinero.

“Eran un cáncer un tema sistemático, desde la oficina de Regulación Sanitaria, se hacían locos para no visitar a todos los que estaban en la lista que estaban el moche para permitir fumar, por casinos 2 millones mensuales y hay un sin número de comercios.

“Un restaurante de primer nivel siempre lleno, 200 mil, 300 mil mensuales, una fondita, un bar tranquilo modesto 50 a 100 mil pesos, había una red de cobró de piso”, señaló. Dijo que el área de fiscalización, Unidad de Inteligencia Financiera de Nuevo León y la oficina del subcontralor y un equipo está desglosando la información.

“Ello para que puedan proceder las denuncias, pero de que había crimen organizado dentro del gobierno pidiendo moches… ayer que mandaron los ciudadanos vía anónima esa información, a ese número que dimos, es clarísimo que estuvieron años pidiendo esos moches”, criticó García Sepúlveda.